Hidrografía

  1. DEMARCACIONES HIDROGRÁFICAS
  2. CUENCAS HIDROGRÁFICAS
  3. RÍOS
    1. PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS HIDROGRÁFICAS
    2. CAUDALES EN RÍO (BOLETÍN HIDROLÓGICO)
    3. PERFILES LONGITUDINALES
  4. LAGOS
    1. TIPOS DE LAGOS
  5. EMBALSES
  6. ALGUNOS CONCEPTOS
  7. PARA SABER MÁS

 

El sistema hidrográfico español presenta numerosas peculiaridades y fuertes contrastes. La variedad de regímenes de escorrentía es causa de una gran diversidad y riqueza fluvial, ambiental y paisajística.

La característica que mejor puede definir a los ríos españoles es su irregularidad, la disimetría de las vertientes y la escasa importancia del endorreísmo y los lagos

 

DEMARCACIONES HIDROGRÁFICAS

 “Se entiende por demarcación hidrográfica, la zona marina y terrestre compuesta por una o varias cuencas hidrográficas vecinas y las aguas subterráneas y costeras asociadas a dichas cuencas”. Las demarcaciones hidrográficas constituyen la principal unidad de gestión de las cuencas hidrográficas (art. 16 de la Ley de Aguas redactado mediante la Ley 62/2003).

En cada demarcación se consideran incluidas todas las aguas subterráneas situadas bajo los límites definidos por las divisorias de las cuencas hidrográficas de la correspondiente demarcación.

En el caso de los acuíferos compartidos entre varias demarcaciones hidrográficas se atribuye a cada una de ellas la parte de acuífero correspondiente a su respectivo ámbito territorial, debiendo garantizarse una gestión coordinada entre las demarcaciones afectadas. A estos efectos se entiende que son acuíferos compartidos los definidos como tales en el Plan Hidrológico Nacional.

Existe una clara relación entre el ámbito territorial de las comunidades autónomas y el de las demarcaciones hidrográficas. El ámbito territorial de las demarcaciones hidrográficas que abarcan más de una comunidad autónoma ha sido definido mediante el Real Decreto 125/2007.

En el caso de la Demarcación Hidrográfica del Júcar, quedan excluidas de su ámbito territorial las cuencas intracomunitarias de la Comunidad Valenciana, así como las aguas de transición a ellas asociadas. Asimismo, quedan excluidas las aguas costeras asociadas a la fachada litoral de las cuencas intracomunitarias de la Comunidad Valenciana.

La Confederación Hidrográficadel Norte se ha dividido en la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y en la Confederación Hidrográfica del Cantábrico mediante el Real Decreto 266/2008.

En el siguiente mapa podemos ver los límites de las Demarcaciones Hidrográficas

limite_terrestre_demarcaciones_hidrograficas.png

Figura 2. Límite Terrestre de las demarcaciones hidrográficas. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua.  SIA

 

En cuanto a la gestión de las cuencas, se puede afirmar que en España existen dos modalidades.

  • Confederaciones Hidrográficas: gestionan las cuencas que exceden el ámbito territorial de una sola comunidad autónoma; son las cuencas intercomunitarias (Cantábrico, Miño-Sil, Duero, Ebro, Tajo, Júcar, Guadiana, Guadalquivir y Segura).
  • Comunidades Autónomas: gestionan aquellas cuencas hidrográficas ubicadas exclusivamente en una comunidad autónoma; son las denominadas cuencas intracomunitarias (Cuencas Atlántica y Mediterránea Andaluzas, Internas Catalanas, Baleares, Canarias, Galicia-Costa e Internas del País Vasco.

En cada cuenca intercomunitaria existe un órgano de cooperación denominado Comité de Autoridades Competentes, cuya función es garantizar la adecuada cooperación en la aplicación de las normas de protección de las aguas. En estos órganos se encuentran representadas la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales.

 

CUENCAS HIDROGRÁGICAS

Según el Artículo 16 del Texto Refundido de la Ley de Aguas se entiende por cuenca hidrográfica la superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y, eventualmente, lagos hacia el mar por una única desembocadura, estuario o delta. La cuenca hidrográfica como unidad de gestión del recurso se considera indivisible.

Las cuencas hidrográficas se dividen a su vez en subcuencas, que son la superficie del terreno que vierte a un determinado punto de un curso de agua (generalmente un lago o una confluencia de ríos).

 

Las siguientes imágenes muestran las cuencas de los grandes ríos españoles y las subcuencas hidrográficas de la parte española de la Península.

rios_demarcaciones.png

Figura 3. Cuencas de los grandes ríos. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

subcuencas_hidrograficas.png

Figura 4. Subcuencas hidrográficas. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

En el siguiente cuadro podemos ver reflejadas las características de las vertientes hidrográficas españolas.

caracteristicas_vertientes_hidrograficas.png

Tabla 1. Características de las vertientes hidrográficas. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

RÍOS

Principales características hidrográficas

Los mayores ríos españoles discurren en la misma dirección de los paralelos, a excepción de los ríos de la vertiente cantábrica y los del sur peninsular que nacen en cordilleras cercanas al mar y siguen la dirección de los meridianos.

Los ríos Duero, Tajo y Guadiana se asientan sobre la Meseta, cerrada por las cordilleras Cantábrica e Ibérica y por Sierra Morena, y encuentran su salida hacia el mar en su parte más occidental, en la linde con Portugal.

La cordillera Costera Catalana, la terminación de la Ibérica hacia el Mediterráneo, y las cordilleras Béticas, todas próximas al litoral, dan lugar a cuencas pequeñas, con la excepción de las correspondientes a ríos que presentan una acción remontante muy activa.

Los cauces insulares de Baleares y Canarias se caracterizan por su carácter intermitente y sus fuertes pendientes. La presencia de zonas kársticas hace que gran parte de las aguas se infiltre antes de llegar a los cursos bajos y aparezcan manantiales. En el caso de las fuertes pendientes de los barrancos y la abundancia de captaciones subterráneas, conducen a la ausencia de corrientes superficiales.

Otro rasgo peculiar de la hidrografía española es la frecuente presencia de corrientes efímeras, dándose el caso de coexistir tramos continuos con caudales permanentes y otros intermitentes con caudales efímeros en un mismo río.

Por otro lado, no todas las escorrentías discurren hacia la red fluvial, ya que existen numerosas áreas cerradas de carácter endorreico o semiendorréico, donde las aguas se retienen hasta perderse por evaporación o infiltración.

rios_espanoles.png

Figura 5. Ríos españoles. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

 

Caudales en ríos (Boletín Hidrológico)

Se elabora y publica semanalmente a partir de los datos de las Demarcaciones Hidrográficas, las Administraciones Hidráulicas en las cuencas intercomunitarias, el Instituto Nacional de Meteorología y Red Eléctrica de España. La información obtenida puede emplearse como soporte a la decisión en materia de gestión hidráulica.

Más información. Sistema de Información del Agua. SIA

 

Para llevar a cabo la medición de los caudales de los ríos se han creado las estaciones de aforos. En el siguiente mapa podemos ver la distribución de las estaciones de aforos en España.

estaciones_aforo.png

Figura 6. Estaciones de aforos en España. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

Perfiles longitudinales

En los perfiles longitudinales de los principales ríos españoles, se distinguen tres tramos:

  •   Cabecera: en esta zona el río avanza entre fuertes pendientes que favorecen su capacidad erosiva.
  •   Tramo medio: cuya longitud es considerablemente mayor, presenta pendientes uniformes a lo largo del cauce, cuya acción característica es el transporte.
  •   Tramo final o de desembocadura: es aquí donde el río sedimenta los materiales arrastrados en la cuenca, llegando a formar deltas y depósitos litorales.

La  combinación de erosión, transporte y sedimentación, tiende a moldear un perfil longitudinal suavizado entre el nacimiento y el nivel de desembocadura.

 

A continuación se muestran los perfiles longitudinales de los ríos más largos

duero_portugal.pngtajo_portugal.png

 

guadiana.pngguadalquivir.png

 

segura.pngjucar.png

 

ebro.png

Fuente: Perfil Ambiental de España

 

LAGOS

Según la Directiva Marco del Agua, un lago es “una masa de agua continental superficial quieta”, cuya superficie supera las 50 ha.

En España, no encontramos grandes lagos, sin embargo, debido a la diversidad climática y geológica, los lagos  existentes son de diversas tipologías. La mayor parte se encuentran en zonas endorreicas, donde abundan las lagunas poco profundas y de extensión reducida. Estas lagunas se encuentran a menudo formando complejos lagunares. Una de las zonas con mayor número de estos conjuntos de lagunas es la cuenca alta del Guadiana, la denominada Mancha Húmeda. La topografía en esta zona se configura mediante cauces efímeros que vierten sus aguas a planicies encharcadizas, lagunas y zonas pantanosas.

En la cuenca del Ebro, en la margen izquierda del río Jiloca, se encuentra la laguna de mayor extensión de España, la de Gallocanta, de unas 1.400 ha de superficie. Otras zonas de destacado comportamiento endorreico son la de Santillana del Mar, en Cantabria; Ruesga, entre los ríos Asón y Miera; Osuna, en el Guadalquivir; o las de Fuente la Piedra y Zafarraya en el Sur.

lagos_representativos_espana.png

Figura 7. Lagos más representativos de España. Fuente: Sistema de Información del Agua. SIA

 

Puesto que en España no existen muchos lagos con estas dimensiones, y se excluirían importantes sistemas lacustres, el siguiente mapa refleja también aquellos lagos con una superficie superior a 8 ha y que superan los 3 m de profundidad y los que los Organismos de Cuenca han considerado necesario definir como masas de agua de esta categoría por su especial relevancia.

lagos_espana.png

Figura 8. Lagos de España. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

Tipos de Lagos

En España existen 2474 lagos y lagunas. Los lagos en España son pequeños si los comparamos con el resto de Europa. Sin embargo, si que tenemos lagos de muy diversas procedencias, como puede apreciarse en la tabla.

tipos_lagos.png

Tabla 2. Tipos de lagos

 

En muchos casos, el 70% de la aportación anual a los ríos se concentra durante unos pocos meses, e, incluso en uno solo, dando lugar a episodios de avenidas.

La irregularidad hidrográfica de España viene definida por los tres condicionantes siguientes: Irregularidad en la distribución espacial, irregularidad temporal, tanto estacional como interanual, ocurrencia de avenidas con caudales enormes en relación con los valores medio.

 

EMBALSES

En España existen más de un millar de embalses, que regulan los recursos hídricos superficiales, permitiendo disponer de agua suficiente para satisfacer las demandas de agua.

La capacidad total de almacenamiento es de unos 60.000 hm³.

embalses_explotacion.png

Tabla 3. Principales datos de los embalses en explotación. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

Son 347, los embalses con capacidad superior a 10 hm³, (lo que supone un98,2% del total de la capacidad de embalse). La distribución geográfica de estos embalses se muestra en la siguiente figura.

distribucion_geografica_embalses.png

Tabla 4. Distribución geográfica de los embales. Fuente: Sistema Integrado de Información del Agua. SIA

 

Embalses.net

 

ALGUNOS CONCEPTOS
  • Aguas continentales: todas las aguas quietas o corrientes en la superficie del suelo y todas las aguas subterráneas situadas hacia tierra desde la línea que sirve de base para medir la anchura de las aguas territoriales.
  • Aguas costeras: las aguas superficiales situadas hacia tierra desde una línea cuya totalidad de puntos se encuentra a una distancia de una milla náutica mar adentro desde el punto más próximo de la línea de base que sirve para medir la anchura de las aguas territoriales y que se extienden, en su caso, hasta el límite exterior de las aguas de transición.
  • Aguas de transición: masas de agua superficial próximas a la desembocadura de los ríos que son parcialmente salinas como consecuencia de su proximidad a las aguas costeras, pero que reciben una notable influencia de flujos de agua dulce.
  • Aguas superficiales: aguas continentales, excepto las aguas subterráneas; aguas de transición y las aguas costeras, y, en lo que se refiere al estado químico, también las aguas territoriales.
  • Caudal:Cantidad de agua que circula por un río en un punto, medida en las estaciones de aforo. Se mide en metros cúbicos por segundo
  • Cuenca hidrográfica: superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y, eventualmente, lagos hacia el mar por una única desembocadura, estuario o delta.
  • Crecidas y estiajes:Datos de volumen frente a fechas, frecuencia y probabilidad
  • Demarcación hidrográfica: zona marina y terrestre compuesta por una o varias cuencas hidrográficas vecinas y las aguas subterráneas y costeras asociadas a dichas cuencas hidrográficas.
  • Irregularidad: Cociente entre los caudales medios del año más caudaloso y el menos caudaloso
  • Lago: masa de agua continental superficial quieta.
  • Río: masa de agua continental que fluye en su mayor parte sobre la superficie del suelo, pero que puede fluir bajo tierra en parte de su curso.
  • Régimen de un río: modo de fluir del mismo y viene definido por los siguientes elementos
  • Subcuenca: superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y, eventualmente, lagos hacia un determinado punto de un curso de agua (generalmente un lago o una confluencia de ríos).

 

Más información

 

PARA SABER MÁS

 

datos_agua_ccaa.png

Tabla 5. Datos sobre el Agua por Comunidades Autónomas